GRUPOS Y HORARIOS

Las edades son aproximadas ya que en algunos casos cambiamos al/la alumno/a según el nivel

 

BALLET 1-2

Niños/as de 3 años a 7 años

   

Martes de 17:30 a 18:30

Jueves de 17:30 a 18:30

·

BALLET 2-3

Niños/as de 8 años a 12 años

 

Martes de 18:30 a 19:30

Jueves de 18:30 a 19:30

·

BALLET INICIACIÓN ADULTOS

Juvenil y adultos

   

Martes de 19:30 a 20:30

Jueves de 19:30 a 20:30

·

BALLET AVANZADO

Juvenil y adultos

 

Martes de 20:30 a 22:00

Jueves de 20:30 a 22:00

BALLET CLASICO

En los niveles de Ballet 1-2 y 2-3 se practica el sistema de Royal Academy of Dancing y para los niveles de Ballet de adultos se inicia con el sistema del Royal Academy of Dancing combinándolo con el sistema de la escuela rusa, cubana,… 

 

La clase inicia con trabajo en barra (excepto el nivel 1-2) donde el objetivo principal es calentar, estirar, ir entrando en concentración con el cuerpo-mente siguiendo la musicalidad especifica en cada ejercicio, como usando también diferentes dinámicas musculares, localizar el cuerpo entero trabajando siempre ambos lados por igual y además de no olvidar trabajar al mismo tiempo la expresión natural y fluida de cada alumno. 

Seguidamente se continua en el centro de la sala  en el cual se hará una repetición a modo de continuidad del trabajo en barra pero ya adaptándolo (teniendo en cuenta que ya no se tiene ningún tipo de apoyo). Se busca un máximo dominio del cuerpo trabajando los pies, posiciones de éstos, elasticidad de piernas y torso, brazos (port de bras), giros, equilibrio, pequeños saltos...

Como final de clase, momento en que el cuerpo y la mente están al cien por cien de sus posibilidades, se seguirá trabajando grandes saltos y giros más complejos para coger soltura y saberse mover por toda la sala. Los ejercicios siempre serán graduales tanto por su intensidad como por su complejidad, además de estar totalmente pensados y adaptados al nivel de cada clase. 

 

Con la danza clásica se consigue un gran dominio del cuerpo consiguiendo de forma gradual una colocación postural muy precisa además de trabajar elasticidad, coordinación, trabajo de rapidez en memorizar a través de bastantes y diferentes combinaciones de 

ejercicios, desarrollo de la intuición, sensibilización con la música e improvisación. Todo ello sin olvidar que es un trabajo individual y grupal al mismo tiempo, del cual se puede obtener sus beneficios ya sea para dedicarse a ello profesionalmente, como complemento base para ejecutar mejor otras disciplinas de baile o a modo de ocio también. 

 

 

Teniendo en cuenta que la danza clásica es la más laboriosa, exigente, disciplinada y la más difícil en conseguir su máxima perfección sobre todo a nivel del control corporal, también es la que sin duda ofrece la mejor base en el dominio de todo el cuerpo, mediante la cual se obtiene una facilidad para asimilar y ejecutar mejor otras disciplinas de baile. La prueba está en que la danza clásica tiene sus inicios desde la época de Luis XIV, el rey del Sol y perdura hasta nuestros días. 

 

Se da por hecho que uno elige dicha disciplina por su propia voluntad y deseo (sea cual sea su objetivo) y que a pesar del gran esfuerzo físico y mental que requiere dicha disciplina para conseguir el dominio de la técnica del baile clásico (algo que en sus inicios provoca una limitación en la libertad de expresión) nunca olvidar el disfrute y placer de BAILAR.